Blog

DEVOLUCION IVA POR INVERSIONES EN BIENES DE USO

El Congreso sancionó la ley 27430 (BO: 29/12/2017) incorporando un primer artículo a continuación del artículo 24 de la ley del IVA, a través del cual creó un régimen de devolución del IVA por inversiones en bienes de uso.

Las condiciones para poder realizar el pedido de devolución, son las siguientes:

1. Que los créditos fiscales se originen en la compra, construcción, fabricación, elaboración y/o importación definitiva de bienes de uso -excepto automóviles-.  (presunción de no vinculación a la actividad gravada).

2. Que formen parte del saldo a favor técnico del contribuyente transcurridos 6 períodos fiscales consecutivos, contados a partir de aquel en que resultó procedente su cómputo.

3. Que se mantengan en el patrimonio del contribuyente al momento de la solicitud de devolución, excepto que no lo integren por caso fortuito o fuerza mayor.

 

EL CASO PARTICULAR DE LAS OPERACIONES DE LEASING

El decreto 1038/2000 reglamenta la ley 25248 estableciendo tres modalidades de contratos de leasing, respecto del impuesto a las ganancias:

– Contratos asimilados a operaciones financieras.

– Contratos asimilados a operaciones de locación.

– Contratos asimilados a operaciones de compraventa.

El nuevo régimen de devolución establece dos tratamientos diferentes.

– Para los contratos indicados en 1. y 2.: Los créditos fiscales correspondientes a los cánones y a la opción de compra pueden computarse a los efectos de la devolución luego de transcurridos 6 períodos fiscales contados a partir de aquel en que se haya ejercido la citada opción.

– Para los contratos indicados en 3.: Los créditos fiscales deben mantenerse transcurridos 6 períodos fiscales consecutivos, contados a partir de aquel en que resultó procedente su cómputo, conformando el saldo a favor técnico.

Ahora bien, en este último caso puede suceder que, llegado el momento de ejercerse la opción de compra, no se ejecute la misma. En este supuesto, el contribuyente deberá reintegrar las sumas obtenidas en devolución de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

Aguardaremos la reglamentación para poder profundizar los aspectos relevantes de cómo obtener estos beneficios.

Beneficios para las Pymes:

•10% como Pago a cuenta en el Impuesto a las Ganancias: puede computarse como pago a cuenta el 10% sobre el valor de las inversiones productivas con el límite del 2% sobre el promedio de los ingresos netos obtenidos en concepto de ventas, prestaciones o locaciones de obra o de servicios correspondientes al año fiscal o ejercicio anual en el que se realizaron las inversiones y el anterior.

•Las industrias manufactureras el límite porcentual se incrementará a un 3%.

•Bono de crédito fiscal por el IVA de las inversiones: se puede solicitar la conversión en un bono de crédito fiscal el IVA de las inversiones que integre el saldo técnico en la última DDJJ presentada al momento de la solicitud del beneficio.

El bono se puede utilizar para la cancelación de tributos nacionales impositivos y aduaneros y tendrá una vigencia de 10 años desde su otorgamiento.